Diálisis Peritoneal

La diálisis peritoneal (DP) es una técnica frecuentemente empleada como tratamiento de reemplazo de la función del riñón cuando este falla y llega a la Insuficiencia Renal Crónica y esta puede realizarse en el hogar, en el trabajo o mientras se está de viaje.

La pared del abdomen (denominada membrana peritoneal) actúa como filtro natural y permite que el exceso de líquido y los residuos de desecho que se encuentran en la sangre pasen al líquido de lavado (líquido de diálisis), el cual es administrado previa colocación en el abdomen de un tubo flexible llamado catéter (CATÉTER PERITONEAL). Al mismo tiempo, la pared del abdomen impide la salida de elementos que son importantes y necesarios para el cuerpo como es el caso de los glóbulos rojos y los nutrientes.

Nos encargamos de la preparación del paciente, colocación del catéter peritoneal, prescripción de diálisis individualizada según edad, patología del riñón y enfermedad asociada, así como control permanente durante y después del procedimiento de diálisis.

Así mismo contamos con ambientes propicios para brindar entrenamiento para la diálisis peritoneal con estándares similares a Europa, para confort y satisfacción de nuestros pacientes, disponemos de personal altamente cualificado que le enseñará todo lo que necesita saber, incluido cómo hacer intercambios, pedir suministros, limpiar el catéter y protegerse contra posibles infecciones. Podrá comenzar a administrarse el tratamiento en su casa una vez que nuestro personal y usted estimen que ya está debidamente capacitado para realizar sólo la DP.

¿Hay distintos tipos de diálisis peritoneales?

La respuesta es Sí. Las más importantes son:

  • Diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA). Usted se encarga de realizar los intercambios tres o cuatro veces al día.
  • Diálisis peritoneal automatizada (DPA). Se realiza con una máquina denominada CICLADORA, la cual realiza los intercambios automáticamente mientras usted duerme. Tal vez necesitará además un intercambio durante el día si su función renal continúa desmejorando.
Nuestro objetivo es:

  • Capacitar adecuadamente al paciente y su familia para conseguir un procedimiento aséptico (libre de infecciones) y eficaz.
  • Mejorar el manejo de la técnica que permita realizar una adecuada purificación de la sangre, en calidad y cantidad, con determinación de la eficacia de diálisis peritoneal (Kt/V) complementada con la prueba de equilibrio peritoneal (PEP)
  • Restaurar y mantener la homeostasis hidro-electrolítica.
  • Evitar complicaciones (infecciones de catéter, peritonitis, etc.) y aprender a identificar las mismas, con el fin de iniciar el tratamiento lo más temprano posible.
  • Lograr una buena adaptación y cumplimiento de DP.